Sabes quien inventó nuestra harina de maíz pre cocida??

0
3216

arepera-harina-precocida-de-maiz-fidel-ernesto-vasquezLa harina de maíz pre cocida, es invento de un ingeniero venezolano que se llamó Luis Caballero Mejías. Muchos tenemos ya décadas comiendo arepas de maíz, elaboradas con harina pre cocida, de diferentes marcas. La harina de maíz precocida, realmente fue el maravilloso invento que hizo extensivo el consumo de la arepa.

Con la aparición de la harina precocida, quedó muy atrás aquel engorroso procedimiento de hacer arepas de maíz pilado, tal cual como las degustó el Libertador, Simón Bolívar.

Maíz pelao

Antiguamente el procedimiento utilizado para hacer las arepas con maíz pelado o con maíz pilado —desde los tiempos de Simón Bolívar hasta la década de los setentas, en pleno siglo XX— era hirviendo el maíz con cal o ceniza para luego pelarlo y ablandarlo, luego se lavaba bien para quitarle la concha, y el olor a lejía, después se molía en un molino. Al producto obtenido (masa) se le agregaba agua y se amasaba, haciéndose la arepa y luego al budare (plancha) para su cocción. Lo demás es ampliamente conocido en la cocina venezolana.

Anteriormente no le era fácil a nuestras madres y abuelas, procesar un kilo de de maíz para obtener unas arepas. Pero gracias a aquel ingeniero mecánico venezolano, desde hace más de cincuenta años aproximadamente, muchas mujeres y también algunos hombres, elaboran las arepas en un momento. Sólo basta mezclar la harina de maíz precocida con agua, amasar bien, hacer la arepa, y ponerla sobre el budare caliente o sobre el “Tosty arepa” para que comience el proceso de cocción.

El 4 de junio de 1954, la Dirección de Comercio de la propiedad Industrial y Comercial del Ministerio de Fomento de la entonces llamada República de Venezuela, concedió al ingeniero Luis Caballero Mejías la patente 5176, titulada: «Harina de Masa de Maíz» o «Masa de Maíz Deshidratada», a partir del desarrollo que dicho profesional había realizado para industrializar la producción de la masa de maíz. Hasta entonces, esta masa era producida mediante el machacado de granos de maíz en un «pilón», una especie de mortero y mazo, ambos de gran tamaño y hechos de madera y su posterior molido. A este proceso, se le llama pilado.

Al serle concedida la patente, Caballero Mejías registró la empresa La Arepera Compañía Anónima, a través de la cual sería realizada la fabricación y comercialización del nuevo producto. Sin embargo, el invento no logró comercializarse debido a factores políticos y económicos, además de un problema de salud que aquejaba a Caballero Mejías.

Posteriormente, Caballero Mejías pidió a su esposa Patria Pereira Álvarez que buscara al empresario venezolano Lorenzo Mendoza Fleury, propietario junto a su familia de las empresas Cervecería Polar y la empresa refinadora de maíz, Remavenca para que le vendiera la patente por la suma de 275.000 Bolívares de la época. Luis Caballero Mejías falleció el 12 de octubre de 1959.

Luego de adquirir la patente, en 1960, la Junta Directiva de las empresas que ahora conforman el conglomerado Empresas Polar aprobó la ampliación de la planta de la refinadora Remavenca, ubicada en la ciudad de Turmero, estado Aragua para instalar las maquinarias necesarias para la fabricación de harina de maíz precocidad. Se llevó poco más de un año en Remavenca para la perfección del “flake” ideada por el señor Caballero Mejías y perfeccionada por Carlos Roubicek, hasta conseguir con el producto que hoy todos conocemos. Es así que en 1962 fue presentada al mercado venezolano la Harina P.A.N. como lo confirma el creador del empaque Marko Markoff al periodista Gil Molina en su entrevista para el libro Identidad Venezuela en 1000 Rostros. La sigla de la marca comercial se refería inicialmente a Producto Alimenticio Nacional, como fue nombrada la empresa de Mendoza Fleury con la que comenzó a incursionar en el negocio de la alimentación. El producto, gracias a una adecuada promoción, se hizo popular hasta tal punto que cuando la patente dejó de ser exclusiva de Productos Alimenticios Nacionales y otras empresas fabricaron harina de maíz precocida, popularmente el producto fue conocido simplemente como «Harina P.A.N.» debido al fenómeno de marca vulgarizada.

Años después, con el surgimiento de Empresas Polar, este conglomerado afirmó que el desarrollo del producto había sido idea del Maestro Cervecero checoslovaco Carlos Roubicek, uno de los primeros empleados de la Cervecería Polar y de Juan Lorenzo Mendoza Quintero, hijo de Lorenzo Mendoza Fleury, aprovechando las instalaciones de la refinadora Remavenca y de las hojuelas de maíz que en dicha planta se fabricaban para mejorar el sabor de la cerveza producida por el grupo empresarial. De hecho, Empresas Polar no acredita a Luis Caballero Mejías, por el desarrollo del proceso que sirvió para la producción de harina de maíz.

La Harina P.A.N. salió a la venta en 1962, vendiéndose en su primer día 5.280 kilos del producto. En su primera campaña publicitaria, la empresa utilizó el lema: «Se acabó la peladera», debido a la dificultad que presentaba hacer arepas del modo convencional que implicaba la limpieza, pilado, cocción, molienda y amasado del maíz. La imagen de esta primera campaña fue realizada por la actriz America Alonso, sin embargo la primera persona que hizo publicidad en vivo en su programa de televisión, fue la presentadora Cecilia Martínez, quién era prima de Lorenzo Mendoza Fleury.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta